Dorayaki Muñeco de Jengibre relleno de buttercream de turrón de Jijona

¡Hola Dorayaker! Hoy receta de dorayaki muñeco de Jengibre relleno de buttercream de turrón de Jijona y es que ya huele a Navidad y no hay nada más típico en navidad que el muñeco de jengibre, por eso no me he resistido a la tentación de hacer mi muñeco de Jengibre versión dorayaki.

A la masa del dorayaki he añadido una cucharadita de jengibre molido, me gusta mucho el punto de sabor que le da a la masa. La crema de buttercream de turrón de Jijona, también es muy versátil, puedes utilizarla para rellenar los dorayakis, por supuesto, pero también para rellenar tartas o decorar cupcakes. El contraste que hace esta crema con bizcocho o cupcakes de chocolate, es espectacular, tienes que probarlo en cuanto puedas.

Pero, ¿te has preguntado alguna vez de dónde viene el muñeco de jengibre?

ORIGEN DEL MUÑECO DE JENGIBRE

No te creas que es una invención moderna. El pan de jengibre o la galleta de jengibre ya se elaboraba en el siglo XV y la tradición de hacer galletas en forma humana tiene su inicio en el siglo XVI.

El jengibre llegó a Europa gracias a la ruta de la seda procedente de China. En la Edad Media usaban esta raíz hecha especia para enmascarar el sabor de las carnes preservadas. A finales de la Edad Media, el jengibre era un producto muy difícil de encontrar y además carísimo, al que solo podían acceder reyes y personas con muchísimo dinero. Las galletas de jengibre por aquel entonces eran un lujo inalcanzable.

En el siglo XVI, la Reina Isabel I, mandó hacer unas galletas de jengibre con forma de personajes, de ella misma, de algunos de sus pretendientes, de gente de su corte… y fue cuando estas galletas adquirieron otra dimensión. Antiguamente elaboraban las galletas con formas de hojas y formas varias, pero nunca con forma humana. Estas galletas de la reina Isabel I, también estaban decoradas con las ropas que vestían, hechas también con materiales comestibles. Isabel I, regalaba estas galletas de pan de jengibre a las visitas importantes que llegaban a visitarla y son las primeras galletas con forma humana en estar documentadas.

Los hermanos Grimm, unos años más tarde, escribieron Hansel y Grettel, inspirados por las galletas de jengibre de la Reina Isabel I, donde los protagonistas de este cuento dos hermanos que se pierden en un bosque y se encuentran una casita de galleta de jengibre. Los Grimm fueron los encargados de dar mucha popularidad a las galletas de jengibre. Y así fue como poco a poco, se tomó la costumbre de elaborar casitas de galleta de jengibre en Navidad, donde mayores y niños las elaboraban en esta época.

Esta tradición de construir casitas de galletas de jengibre empezó en Alemania, de donde eran originarios los hermanos Grimm. Y de Alemania se extendió por Europa y de Europa saltó a América.

¿Conocías la historia de las galletas de jengibre? Me hubiera encantado estar en la corte de Isabel I de Inglaterra viendo cómo se le ocurría hacer unas galletas con forma humanoide y que han triunfado cómo el avecrem en todo el planeta. Madre mía, si levantara la cabeza la reina, jajaja…

La forma del muñequito la verdad es que es monísima. Son muy típicos de Navidad y se decoran de muchas maneras, aunque cada vez más, vemos el muñequito de jengibre en otras épocas del año, no sólo en Navidad, también los hay decorados de Halloween, de Pascua…

CÓMO HACER EL DORAYAKI CON FORMA UTILIZANDO UN CORTADOR DE GALLETA METÁLICO

Para hacer el dorayaki con la forma del muñeco de jengibre, hay que utilizar un cortador metálico, ni se te ocurra poner un cortador de plástico porque si no en la sartén se te va a fundir y podrías liarla un poco parda, así que tiene que ser cortador metálico. Tiene que estar súper engrasado, yo lo engraso con bastante espray desmoldeante, lo pongo en la sartén crepera ya engrasada como siempre y lo dejo un ratito que se caliente también, para que el espray desmoldeante haga su efecto, que se caliente y así la masa subirá perfectamente y podrás sacarlo sin problemas.

Para hacer la tortita del dorayaki con este cortador, se utilizarán 15 gramos de masa en lugar de 20 como se suele usar en los dorayakis normales, con 15 gramos de masa por tortita en forma de muñeco te van a quedar perfectos, ni muy gordos ni muy finos, a la medida justa.

Una vez se hayan formado las burbujas del dorayaki, con mucho cuidado y con unas pinzas metálicas o como sean tus pinzas, saca con cuidado el cortador y con mucho cuidado también, dale la vuelta al dorayaki, lo dejas 30 segundos como siempre, para que se haga la otra cara del dorayaki y listos.

Haciéndolos con el cortador, si sólo tienes uno, tendrás que ir de 1 en 1 y limpiando el cortador o bien cada dos tortitas o bien a cada tortita, porque se va enganchando masa, aunque lleve espray desmoldeante y si no la quitas y tienes el cortador perfecto se te va a enganchar y cuando quieras quitarlo con las pinzas te va a dar problemas. No hace falta que lo fregues cada vez, puedes pasarle una bayeta para sacar los restos de masa que puedan quedarte y volver a engrasar el cortador. Si sigues estas instrucciones, no vas a tener ningún problema.

Otra cosa que debes tener en cuenta, es que el cortador esté recto. A veces, hay cortadores que no están rectos, que cuando los pones en plano están un poco torcidos y quedan separados de la sartén, era el caso de mi cortador, pero le di la vuelta y lo puse por la parte con la que no se cortan las galletas y quedaba toda la superficie tocando la sartén; y esto es para que cuando eches la masa al cortador, no se te escape la masa por debajo del metal.

No se escapará mucha masa, pero el problema que vas a tener que se te va a quedar enganchado y no vas a poder sacar el cortador limpiamente con las pinzas para dar la vuelta al dorayaki. Si tienes algún problema, lo vas a encontrar en la primera o segunda cómo máximo la tercera tortita de dorayaki, a partir de la cuarta ya serás expert@ en la materia y no te pasará.

Si la final decides que te cansas y no quieres hacer el dorayaki en forma de muñeco de jengibre, siempre puedes acabar haciendo la tortita con la forma tradicional redonda y con los 20 gramos de masa, van a estar buenísimos también.

Pero vamos ya con la receta de los Dorayakis Muñeco de Jengibre rellenos de buttercream de turrón de Jijona, receta imprescindible para tus dulces navideños.

DORAYAKIS MUÑECO DE JENGIBRE DE BUTTERCREAM DE TURRÓN DE JIJONA

INGREDIENTES MASA DE JENGIBRE:

  • 50 g HARINA DE TRIGO
  • 50 g HARINA DE TRIGO DE REPOSTERÍA
  • ½ cucharadita de IMPULSOR
  • ½ cucharadita de BICARBONATO DE SODIO
  • 1 cucharadita de JENGIBRE MOLIDO
  • 1 cucharadita de ESENCIA DE VAINILLA o de AZÚCAR AVAINILLADO
  • 50 g AZÚCAR
  • 2 HUEVOS
  • 20 g MIEL
  • 50 g AGUA

INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE TURRÓN DE JIJONA:

  • 50 g MANTEQUILLA A TEMPERATURA AMBIENTE
  • 40 g AZÚCAR GLASS
  • 100 g TURRÓN DE JIJONA BLANDO cortado muy pequeñito, casi triturado. Puedes poner también 100 g de crema de turrón de Jijona

PARA DECORAR Y RELLENAR:

  • c/s CHOCOLATE BLANCO para dibujar el muñeco en la tortita
  • c/s TURRÓN DE JIJONA cortado a daditos pequeños para poner dentro del dorayaki

PROCEDIMIENTO PARA LA MASA DE DORAYAKI DE JENGIBRE:

  1. Bate los huevos con las varillas.
  2. Añade la miel, el azúcar y la esencia de vainilla o el azúcar avainillado y bate hasta que se incorporen todos los ingredientes.
  3. Tamiza las harinas junto con el impulsor, el bicarbonato de sodio y el jengibre molido y añádelo a la mezcla hasta que se incorpore a la masa.
  4. Añade el agua poco a poco y bate hasta que esté integrada.
  5. Tapa la masa con un papel film y déjala reposar al menos 30 minutos en la nevera.
  6. Una vez pasado este tiempo de reposo, calienta la sartén antiadherente o la sartén crepera y engrásala un poco, no mucho porque si no cuando hagas los bizcochitos del dorayaki no te van a quedar bien y se van a marcar unas burbujas muy feas en las tortitas.
  7. Engrasa el cortador metálico con forma de muñeco de jengibre con espray desmoldeante y ponlo sobre la sartén o crepera.
  8. Pesa 15 gramos de masa y echa la masa dentro del cortado repartiéndolo bien cuando lo vayas echando.
  9. Cuando se salgan muchas burbujas, con unas pinzas o algo con lo que puedas coger el cortador y sacarlo, sácalo con cuidado moviéndolo ligeramente para que la masa de despegue de las paredes del cortador.
  10. Da la vuelta al dorayaki y déjalo 30 segundos para que se haga por la otra cara. Cuando lo saques, ponlos sobre una rejilla para que se enfríen.
  11. Limpia el cortador si tiene masa pegada y vuelve a engrasarlo con el espray desmoldeante y ves repitiendo la operación a cada tortita que hagas. Y por supuesto, engrasa de nuevo la sartén a cada dorayaki que hagas.

SI NO USAS CORTADOR Y LOS HACES REDONDOS, CLÁSICOS.

  1. Coge 3 boles con 20 gramos de masa en cada uno, para que puedas poner 3 tortitas a la vez en la sartén o más, si te caben más. Echa la masa a la sartén y cuando veas que tienen muchas burbujas dales la vuelta, espera los 30 segundos igualmente y cuando los saques ponlos sobre una rejilla para que se enfríen.
  2. Vuelve a engrasar la sartén para hacer el siguiente dorayaki.

PROCEDIMIENTO PARA EL BUTTERCREAM DE TURRÓN DE JIJONA:

  1. Bate un poco la mantequilla a temperatura ambiente con las varillas para darle una textura cremosa.
  2. Añade el azúcar glass, no hace falta que lo tamices si no quieres, y bate mucho, mucho, hasta que la mantequilla haya emblanquecido un poco y la mezcla haya doblado ligeramente el volumen.
  3. Incorpora el turrón de Jijona blando cortado muy pequeño, casi triturado y con las varillas bate para incorporar. Si has puesto crema de turrón de Jijona, también échala y bate para que se incorpore.
  4. Si quedan grumitos o tropezones de turrón de Jijona, a mi me encanta encontrarme trozos, no pasa nada.

RELLENAR Y DECORAR EL DORAYAKI MUÑECO DE JENGIBRE:

  1. Rellena el dorayaki con el buttercream de turrón de Jijona, pon el relleno siguiendo la forma de la tortita, cabeza, brazos, piernas y cuerpo.
  2. Pon unos trocitos extras de turrón de Jijona cortado a daditos.
  3. Cierra el dorayaki y presiona por los lados para que quede cerrado.
  4. Funde el chocolate blanco al microondas o al baño María y ponlo en una manga pastelera con un agujero pequeño en la manga, no hace falta que pongas boquilla.
  5. Dibuja el muñeco de jengibre, como más te gusta, puedes dibujarlo como el que yo te propongo o puedes buscar otro modelo de muñeco de jengibre que hayas visto en la red.
  6. Listos, ya puedes disfrutar de estos maravillosos dorayakis que además están requetebuenísimos.

Te dejo aquí estos dos enlaces por si quieres ver un mini vídeo que dura 1 minuto de cómo hacer los dorayakis:

Y cualquier duda que tengas no dudes en dejarme un comentario aquí en el blog, que te contesto lo más rápido que pueda.

Dorayaker, que te han parecido estos dorayakis, ¿te han gustado? cuéntamelo en comentarios, te leo siempre. Si te han gustado, no dudes en compartirlo en tus redes sociales, Facebook o stories de Instagram o donde quieras compartirlo, me ayudas mucho y me harás muy feliz y si comentas el post también.

Feliz Navidad Dorayaker, que seas súper feliz estos días de fiestas, nos vemos en nada de nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE GRATIS MI E-BOOK CON EL SECRETO PARA HACER UN DORAYAKI PERFECTO.

Si quieres aprender todos los secretos de los dorayakis y la pastelería, este es tu sitio.

CATEGORÍAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DORAYAKIS CREATIVOS PARA PALADARES EXIGENTES

Descárgate GRATIS
mi e-book

El Secreto para hacer un dorayaki perfecto, con 3 recetas exclusivas de mi libro Dorayaki Revolution

SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE GRATIS MI E-BOOK CON EL SECRETO PARA HACER UN DORAYAKI PERFECTO

QUIERO RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE TUS CURSOS Y TALLERES

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies en todas las páginas.    Ver Política de cookies
Privacidad
Ir al contenido