Dorayaki Halloween Calabaza y Fantasma con buttercream de chocolate blanco y calabaza

¡Hola Dorayaker! pues ya casi está aquí mi temporada favorita para crear dulces: Halloween. Hoy vengo a inspirarte con estos Dorayakis de Halloween: Dorayaki Calabaza y Dorayaki Fantasma rellenos con un buttercream de chocolate blanco con mermelada de calabazas.

Durante todo este mes, cada semana voy a traerte unos dorayakis muy divertidos para hacer del día 31 de Octubre uno de los momentos más divertidos, por que sí señores, con la comida sí se juega.

En mi tierra, Catalunya, somos de celebrar la Castanyada, comemos castañas, panellets (unos dulces con base de mazapán) que pueden acompañarse con Moscatell; en mi otro blog de pastelería general tienes un post sobre todo lo que tienes que saber y cómo elaborar los panellets y entrevista a Toni Vera, 2 veces campeón del mejor croissant de mantequilla de España.

Y aunque celebramos la Castañada, cada vez más personas celebran Halloween, una divertida y terrorífica fiesta que hemos importado de Estados Unidos, quizás también por que al vivir en un mundo más global, hay gente de todo el mundo en todos los países. Y que para los niños (y no tan niños) es una fiesta muy atractiva y divertida. Confieso que a mi me encanta. Pero ¿de dónde viene Halloween en realidad?

EL ORIGEN DEL NOMBRE DE “HALLOWEEN”:

El nombre de Halloween deriva de la forma acortada en lengua escocesa de la expresión “Al hallows eve”, Allhalloweven y fue usada ya en el año 1745 (siglo XVI); significa “Al hallaws even” (víspera de todos los Santos) y esta festividad se celebra desde entonces el 1 de noviembre.

Hallow es una forma en inglés que ya no se utiliza para llamar a los Santos, proviene del anglosajón haliga, halga (santo, santificar o consagrar).

“Even” se utiliza para referirse a la parte final del día (even o eve) lo que significa, la víspera del día siguiente.

“Eve” es el nombre en inglés con el que se refieren a las vigilias de las fiestas cristianas, como por ejemplo Christmas eve, sería el 24 de diciembre, (en España el día de noche buena) o New Year’s eve, sería la noche del 31 de diciembre, la víspera o vigilia de año nuevo, en España sería noche vieja o fin de año.

ORIGEN CELTA:

Hay otra teoría que explica que Halloween tiene su origen en una festividad celta que se conoce como Samhain – que deriva del irlandés antiguo – y significa fin del verano.

Los celtas cuando llegaba el final del verano hacían una fiesta que coincidía justamente con el final del verano y el inicio de la época invernal a la que llamaban Samhain; la palabra Samhain proviene del protocéltico (uno de los lenguajes celtas) Samuni y significa reunión o asamblea, así que es probable que etimológicamente el origen de la palabra Samhain se refiera a una asamblea de los vivos con los muertos.

Los antiguos britanos tenían una fiesta similar que se llamaba Calan Gaeaf. El Samhain se celebraba al final de la temporada de cosechas en la cultura celta y cuando empezaba el año nuevo celta, con la estación “oscura” se consideraba el “año nuevo celta”.

Los antiguos celtas creían que cuando llegaba el Samhain, la línea de conexión de entre este mundo y el otro mundo, el mundo de los muertos, se estrechaba permitiendo dejar pasar a los espíritus, tanto buenos como malos; los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que a los espíritus malévolos eran alejados.

Para ahuyentar a los espíritus, los celtas, se ponían unas máscaras con las que querían aparentar ser espíritus malos también para asustarlos.

La adivinación era otra práctica común a menudo esto implicaba comer y beber; en Asturias (España) se celebraban banquetes en las tumbas de sus antepasados.

LA TRADICIÓN ROMANA:

Cuando los romanos ocuparon los dominios celtas, esta fiesta celta fue asimilada por los romanos y aunque ya tenían una fiesta similar que celebraban los últimos días de octubre y principios de noviembre; la fiesta de los romanos era conocida por la “fiesta de la cosecha” en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales) y acabaron fusionando las dos fiestas.

LA TRADICIÓN CRISTIANA:

La festividad de todos los Santos se celebraba el 13 de mayo desde el año 609 pero en el año 835 esta festividad se trasladó al 1 de noviembre, la misma fecha que el Samhain por petición del Papa Gregorio IV.

Tanto los pueblos con cultura celta como los pueblos germánicos, celebraban el día de todos los difuntos a principios de invierno, tal vez porque lo relacionaban también con “el morir” de la naturaleza.

EXPANSIÓN A NORTE AMERICA Y ARRAIGO:

En el año 1840 esta festividad aterriza en Estados Unidos y Canadá de mano de los inmigrantes irlandeses que emigraron a Estados Unidos durante “la Gran hambruna irlandesa”. Estos irlandeses fueron los que difundieron la costumbre de tallar los “Jack-o’-lantern”, tallar la calabaza gigante y poner una vela dentro; esta tradición está inspirada en la leyenda de “Jack el tacaño”.

Sin embargo esta fiesta, hasta 1921 no se empezó a celebrar en masa. En este año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego se sumaron el resto de Estados. En los años sucesivos esta fiesta fue adquiriendo cada vez más popularidad.

A finales de los años 80 y 90 Halloween se hizo internacional gracias al cine y las series de televisión. En 1979 se estrenó la película Halloween de John Carpenter, peli ambientada en la víspera del día de todos los Santos y que supuso un referente para el cine de terror de serie B, con muchísimas secuelas e imitaciones.

HALLOWEEN ACTUALMENTE:

Halloween se ha convertido en una de las fechas más importantes, tanto en Estados Unidos como en Canadá, aunque cada vez más hay más países que se suman a la fiesta.

Aunque en muchos países iberoamericanos tienen sus propias tradiciones y fiestas que se celebran el mismo día, tienen lo mismo en común con Halloween, la unión de los dos mundos, el de los vivos con el de los muertos.

En muchas ciudades europeas los jóvenes han importado el modelo de fiesta de Estados Unidos, celebrando la fiesta, el “truco o trato”, ir picando por las casas para que les den golosinas; la fiesta de disfraces de brujas, fantasmas, momias, esqueletos…

Esa noche, la noche del 31 de octubre, se dice que los difuntos visitan las casas de sus familiares y para que los espíritus no les molesten debían poner una vela por cada difunto en la ventana de su casa. Si había una vela por cada difunto, los espíritus no les molestaban, pero si no había una vela por cada difunto, los espíritus entraban en la casa y por la noche les hacían tener unas pesadillas terroríficas.

ELEMENTOS DE HALLOWEEN, COMIDA:

Dado que cada vez más amigos y familiares se reúnen para celebrar Halloween, suele prepararse comida para una cena terrorífica.

En Estados Unidos eran típicas las manzanas de caramelo, pero las sustituyeron finalmente por caramelos por que había habido algún caso donde habían manipulado las manzanas introduciendo dentro clavos o cuchillas; los hospitales ofrecían los Rayos X a los niños por Halloween para descubrir si las manzanas estaban manipuladas. No se dieron muchos casos, pero los medios de comunicación lo exageraron un poco y al final sustituyeron las manzanas por caramelos.

En Irlanda hay una tradición de comprar u hornear un pastel de frutas, al que se le introduce dentro un anillo o una moneda y quien lo encuentre se supone que encontrará el amor verdadero en el próximo año. Esta tradición es un ritual parecido al del roscón de Reyes en España, solo que en el roscón lo que está en juego es la mala o la buena suerte del año siguiente.

En España hay comida típica para celebrar la festividad de todos los Santos:

  • HUESOS DE SANTO: que son unas delicias hechas de mazapán y yema confitada.
  • PANELLETS: los panellets tienen como base el mazapán y hay múltiples sabores y colores, aunque el rey de la fiesta es el panellet de piñones. Típicos de Catalunya.
  • BUÑUELOS: en muchos sitios de España se preparan los buñuelos de viento, son una masa frita, rebozados en azúcar y algunas veces también con canela. A veces también se rellenan con crema pastelera, chocolate o nata.
  • PESTIÑOS: son muy típicos de la comunidad de Andalucía y se comen generalmente en el día de todos los Santos y para Navidad. Consisten en una masa de harina, aceite de oliva y azúcar, pueden variar según la zona, aunque a veces también los recubren con miel.
  • DULCE DE MEMBRILLO: Es bastante típico de la comunidad de Extremadura y también en el país vecino Portugal. En ocasiones también lo preparan con frutos secos.

También se comen castañas y boniatos asados.

De un tiempo aquí, para celebrar Halloween se hace comida temática muy creativa y vistosa y a veces, todo hay que decirlo, un poco asquerosilla, porque hay verdaderos artistas y lo hacen tan real… se pueden hacer galletas en forma de dedo de bruja, pasteles en forma de tumbas, con forma de momia, de bruja, frankfurts en forma de dedo cortado sangriento con ketchup; solo hay que echar un ojo a pinterest o google y teclear “comida para halloween o halloween food”, te saldrán un montón de imágenes para inspirarte.

TRUCO O TRATO:

El “truco o trato” (trick or treat, en inglés) proviene de la leyenda celta, que todos los espíritus tanto buenos como malos bajaban a vagar por la tierra la noche de Halloween.

Entre estos espíritus había uno malísimo de la muerte que iba por las casas diciendo eso “truco o trato”. Cuenta la leyenda que era mejor hacer trato, sin importar lo que pidiera el espíritu por que si no, ese ser maligno usaba sus poderes para maldecir la casa y a todos sus habitantes, a los que les caería la maldición, haciéndolos enfermar, matando al ganado o con pestes y enfermedades.

Este espíritu se llamaba Jack-o’-lantern (Jack el de la linterna), que es justamente como se conoce esta tradición de decorar las calabazas.

Para protegerse de este espíritu maligno, se les ocurrió hacer calabazas con forma horrorosas para evitar que este espíritu maligno les visitara.

El “trick or treat” (truco o trato) actual, no va de maldiciones; los niños pican por las puertas de las casas pidiendo dulces. El truco o trato se traduce como “susto o dulce” o “travesura o dulce”. Si los adultos les dan caramelos (alguna recompensa o dinero en algunos casos), se interpreta que se acepta el trato. Si por el contrario no se acepta el trato, los niños gastaran broma o harán travesura, lanzar huevos o espuma de afeitar contra la puerta. Por suerte, esta parte del truco o trato, a España no ha llegado todavía y espero que no llegue.

LA TRADICIÓN DE DECORAR LAS CALABAZAS:

Hay una leyenda irlandesa que habla de Jack, un irlandés muy tacaño, pendenciero y con fama de borracho.

A Lucifer, el diablo, le llegó el rumor de esta alma tan negra y fue a verlo para comprobar que fuera verdad.

El diablo fue vestido de hombre normal a visitar a Jack y estuvieron bebiendo durante horas y tras comprobar que Jack era realmente malvado el diablo le reveló que era el mismísimo demonio. Cuando Lucifer le dijo a Jack que había venido a buscarlo, Jack le pidió una ronda más como última voluntad. Al ir a pagar, ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó al diablo a convertirse en una moneda para demostrarle que, efectivamente, tuviese poderes.

El diablo lo hizo y Jack se metió la moneda en el bolsillo donde llevaba un crucifijo de plata. Al no poder salir del bolsillo, Satanás le pidió al granjero que le dejara salir del bolsillo y el granjero le dijo que no lo haría a menos que le prometiera que volvería al infierno y que no le molestase más durante un año.

Al cabo de un año, el demonio volvió a visitar a Jack para llevárselo con él, pero Jack pidió un último deseo; le dijo al demonio que le cogiera una manzana que había en lo alto de un árbol y así poder comerse la manzana antes de ir al infierno.

El diablo accedió y cuando Lucifer subió por el árbol se volvió a quedar atrapado porque Jack había tallado una cruz en el tronco del árbol.

Para liberar al diablo, Jack le pidió que no lo molestara en 10 años y que el diablo nunca le reclamara su alma para llevarlo al inframundo. Y Satanás accedió.

Antes de los 10 años Jack murió y fue al cielo, pero en las puertas de San Pedro fue detenido y no le dejaron pasar por la mala vida que había tenido y fue enviado al infierno.

Pero para su desgracia, como había hecho la petición de no ir al infierno al mismísimo Satanás, allí tampoco lo aceptaron. Además el diablo lo expulsó de allí y le tiró unas ascuas ardientes, que el granjero atrapó con un nabo hueco, mientras con burla le agradecía la linterna improvisada que le había proporcionado.

Condenado a deambular por los caminos sin más luz que la de la linterna, estuvo vagando entre los dos reinos, el del bien y el del mal. Con el tiempo Jack el tacaño, fue conocido como Jack el de la linterna (Jack of the lantern “Jack-o’-lantern”).

Y este es el motivo por el que usaban nabos para alumbrar el camino de los difuntos en Halloween. Después se cambiaron los nabos por calabazas, porque al ser naranjas con el resplandor de las velas se imita mejor el resplandor de las ascuas infernales y también porque las calabazas se tallan mejor que los nabos.

El motivo de decorar las casas con las calabazas horrendas, es para ahuyentar también al espíritu de Jack para que no viniera con lo de “truco o trato”.

HALLOWEEN EN JAPÓN:

Aproximadamente en el año 1990, algunos ciudadanos norteamericanos expatriados en Japón empezaron a celebrar Halloween. Pero no fue hasta 1997, cuando Disneyland Tokio organizó su primer evento Halloween. Como de costumbre, todo lo que toca Disney triunfa y en esta ocasión tampoco iba a ser menos.

A Disneyland se le sumó Universal Studios Japón (Osaka) que se sumó en el 2001 y el parque Sanrio Puroland, un parque de lo más cuqui de Hello Kitty y amigos ubicado en Tokio.

Al contrario que en Estados Unidos que la fiesta está bastante enfocada para los niños, en Japón Halloween está orientado a jóvenes y adultos, aunque tímidamente en algunas escuelas han incluido algunos pequeñas actividades para los más pequeños y con los desfiles y eventos de los parques temáticos, los niños participan más de esta fiesta. No obstante, los niños no hacen lo de “truco o trato” por las casas, son de celebrarlo más en parques o al aire libre.

Los jóvenes japoneses también son muy fans de las fiestas de Halloween al aire libre; una de las más populares de estas fiestas de Halloween es la que se celebra en Shibuya, que se organizó de manera espontánea y que cada año tiene más adeptos.

Hay otra que celebran en los trenes, donde los jóvenes se disfrazan de vampiros, zombies y personajes terroríficos donde lo extraño son los pasajeros normales de los trenes. Estas fiestas en los trenes cada vez son más populares y están mejor organizadas.

Luego discotecas y locales, como en muchos otros sitios organizan sus fiestas de Halloween particulares.

Halloween en Japón, con los jóvenes japoneses triunfa porque tiene mucha afinidad con el Cosplay, la cultura de disfrazarse para experimentar otras identidades o convertirse en otra persona (mientras vas disfrazado).

También se reúnen con amigos o familiares y elaboran comidas temáticas halloween y también, por supuesto, son muy aficionados a decorar las calabazas de Jack-o’-lantern.

Cabe decir que a los japoneses les encanta Halloween aunque no lo relacionen con el homenaje a sus seres queridos muertos, para eso tienen otra festividad que es el 15 de julio o el 15 de agosto, en función del calendario solar; esta festividad es el Obon, que es una fiesta de tradición budista y es conocida como la fiesta de los farolillos también.

Cómo en otros países, en esta fiesta se reúnen familiares y amigos y también ofrecen comida y flores a los seres queridos fallecidos, preparan comida para los muertos y encienden farolillos en las casas y en los lugares públicos para que la luz de los farolillos guíe a los espíritus de las personas fallecidas hacia la luz, sobre todo a los que hayan fallecido recientemente.

Como en casi todo el mundo, en Japón, los centros comerciales y comercios, ven Halloween una buena temporada para facturar muchísimo dinero, con todo lo relacionado con la fiesta: disfraces, comida, decoraciones para fiestas, fiestas privadas de locales de ocio y todo lo que se te pueda ocurrir.

A mi me encanta Halloween, no sólo porque se puede preparar comida temática divertidísima y asquerosamente horrenda (aunque buenísima) lo que me encanta es todo el rollo de los zombies, los pasajes del terror, todos los eventos y decoraciones de los parques temáticos por Halloween… he vivido Halloween en Port Aventura y en Disneyland París y es realmente maravilloso, me encanta.

Espero que te haya gustado o te haya parecido interesante toda esta información sobre Halloween que te he contado; la leyenda de Jack el Tacaño me encanta y por eso he querido compartirla contigo.

Pero apunta, que voy con la receta de Dorayakis de Halloween: Dorayaki Calabaza y Dorayaki Fantasma rellenos de buttercream de chocolate blanco con mermelada de calabazas.

DORAYAKIS DE HALLOWEEN CALABAZA Y FANTASMA

INGREDIENTES PARA LA MASA DE DORAYAKI: (Para 8 dorayakis)

  • 50 g HARINA DE TRIGO DE REPOSTERÍA
  • 50 g HARINA DE TRIGO NORMAL
  • ½ cucharadita IMPULSOR (levadura química tipo royal, polvos de hornear…)
  • ½ cucharadita BICARBONATO DE SODIO
  • 50 g AZÚCAR
  • 1 cucharadita AZÚCAR AVAINILLADO o ESENCIA DE VAINILLA
  • 2 HUEVOS
  • 20 gr MIEL
  • 50 g AGUA

INGREDIENTES PARA EL RELLENO – BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO:

  • 55 g MANTEQUILLA textura pomada a temperatura ambiente
  • 45 g AZÚCAR GLASS
  • 100 g CHOCOLATE BLANCO POSTRES
  • c/s MERMELADA DE CALABAZA DE TEMPORADA (opcional)

Yo he usado la mermelada de la marca Hero, que tiene mermelada de calabazas de temporada. Pero la mermelada es opcional o la puedes sustituir por mermelada de melocotón o albaricoque que contrasta súper bien con el buttercream de chocolate blanco.

INGREDIENTES PARA DECORAR LOS DORAYAKIS:

  • c/s SUCEDÁNEO DE CHOCOLATE NARANJA (o BLANCO y lo tiñes de naranja)
  • c/s SUCEDÁNEO DE CHOCOLATE BLANCO
  • c/s SUCEDÁNEO DE CHOCOLATE NEGRO

PROCEDIMIENTO PARA LA MASA DE DORAYAKI:

  1. Bate los huevos con las varillas.
  2. Añade la miel, el azúcar y el azúcar avainillado o la esencia de vainilla y bate hasta que se incorporen los ingredientes.
  3. Tamiza la harina junto con el impulsor y el bicarbonato de sodio y añádelo a la mezcla y bate hasta que se incorpore a la masa.
  4. Añade el agua poco a poco y bate hasta que esté integrada.
  5. Tapa la masa con un papel film y déjala reposar en la nevera al menos 30 minutos.
  6. Una vez pasado este tiempo de reposo, calienta la sartén antiadherente o la sartén crepera y engrásala un poco, no mucho porque si no cuando hagas las tortitas del dorayaki no te van a quedar bien y se van a marcar unas burbujas muy feas en el bizcochito.
  7. En un bol, pesa 20 g de masa para cada bizcocho. Yo generalmente tengo 3 boles y lleno los 3 con 20 g de masa en cada uno para poner 3 bizcochitos en la crepera.
  8. Echa la masa en la sartén y cuando veas que ya tiene un montón de burbujas, es hora de darle la vuelta.
  9. Una vez le des la vuelta, cuenta 30 segundos y ya tendrás los bizcochitos de los dorayakis listos.
  10. Ponlos en una rejilla para que se enfríen y cuando estén fríos ya los tendrás listos para rellenar.

PROCEDIMIENTO PARA EL BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO:

  1. Funde el chocolate al microondas o al baño Maria y reserva.
  2. Bate la mantequilla con unas varillas hasta que tenga una textura suave.
  3. Incorpora el azúcar glass tamizado y bate mucho hasta que se integre y la mezcla haya emblanquecido.
  4. Añade el chocolate blanco y bate hasta que se integre. Puede ser que si el chocolate todavía esté un poco caliente, la mantequilla quede un poco blanda, mételo en la nevera un rato, unos 10 minutos y cuando lo saques bate con las varillas un rato más hasta que la mezcla haya emblanquecido un poco más. ¡Lista!

PARA RELLENAR LOS DORAYAKIS:

  1. Rellena los dorayakis con una espátula y luego pon una chucharadita de la mermelada de calabazas (o de melocotón o albaricoque).
  2. Cierra los dorayakis presionando por los lados y girándolos al mismo tiempo.

DECORAR LOS DORAYAKIS:

CALABAZA:

  1. Para decorar la calabaza puedes hacerlo con sucedáneo de chocolate naranja o Candy Melts, que es un sucedáneo de chocolate de la marca Wilton que ya venden coloreado de diferentes colores o bien puedes teñir el sucedáneo blanco con colorantes liposolubles (aptos para el chocolate). La cara ojos, boca y nariz de la calabaza se dibuja con sucedáneo de chocolate negro.
  2. Haz un círculo en la parte superior del dorayaki redondo, no tiene que estar perfecto, porque las calabazas no son perfectas. Ponlos unos minutos en la nevera para que el sucedáneo se endurezca un poco rápido.
  3. Una vez se haya endurecido, con el sucedáneo de chocolate negro dibújale la cara a la calabaza.
  4. Con una espátula con un poco de punta o con un cuchillo haz las rayas de la calabaza.

FANTASMA:

  1. Para decorar al fantasma funde un poco de sucedáneo blanco o candy melts blanco. Dibuja una forma como si fuese de fantasma y cuando los tengas listos, ponlos en la nevera unos minutitos para que se endurezcan rápido.
  2. Con el sucedáneo negro dibuja los ojos y la boca.

¡Y ya los tienes listos para asustar al mismísimo Jack el Tacaño o Jack el de la linterna!

Bueno y si has llegado hasta aquí espero compartas conmigo si tu eres de disfrutar a tope Halloween o prefieres otra temporada, ¿te gusta esta fiesta? Cuéntamelo aquí abajo en comentarios que ya sabes que te leo.

Hasta la semana que viene dorayaker.

 

 

 

SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE GRATIS MI E-BOOK CON EL SECRETO PARA HACER UN DORAYAKI PERFECTO.

Si quieres aprender todos los secretos de los dorayakis y la pastelería, este es tu sitio.

CATEGORÍAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DORAYAKIS CREATIVOS PARA PALADARES EXIGENTES

Descárgate GRATIS
mi e-book

El Secreto para hacer un dorayaki perfecto, con 3 recetas exclusivas de mi libro Dorayaki Revolution

SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE GRATIS MI E-BOOK CON EL SECRETO PARA HACER UN DORAYAKI PERFECTO

QUIERO RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE TUS CURSOS Y TALLERES

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies en todas las páginas.    Ver Política de cookies
Ir al contenido